El impacto ambiental que genera el uso de Internet.

El impacto ambiental que genera el uso de Internet.

Enviar un email, ver una película por streaming, comprar online o hacer una videollamada se han convertido en acciones cotidianas de nuestras vidas durante la pandemia. Pero cada una supone un impacto ambiental en forma de emisiones de CO₂. La mayor huella recae en la transmisión de datos.

Hazte unas sencillas preguntas: ¿Cuántos emails envías al año? ¿Cuántas películas o series viste en tu plataforma de streaming favorita? Mejor aún, ¿Cuántas videollamadas hiciste mientras teletrabajabas? Quizá no lo recuerdes, pero tu respuesta refleja cuánto contaminaste. Sí, sin salir de casa.

Se estima que el valor medio del envío de un email es de 10 gramos de carbono; ahora imagina que en el transcurso de un año envías 1,000 emails, habrás generado una huella de dióxido de carbono de 10 Kilos.
¿Qué pasa entonces si añadimos a nuestra huella ecológica el uso de otras aplicaciones de internet? Su consumo supone un impacto medioambiental a miles de kilómetros de nuestros hogares, donde se encuentran los centros de datos, estructuras que almacenan toda la información en línea que se transmite a través de las redes. El mantenimiento energético de estos sistemas implica un consumo de agua, tierra y dióxido de carbono que hasta ahora ha sido subestimado. “Estas infraestructuras requieren electricidad para funcionar, lo que contribuye al cambio climático. Un país que depende en gran medida de los combustibles fósiles tendrá una mayor huella de carbono”. Aunque el confinamiento supuso una caída récord en las emisiones globales de carbono ese año, el teletrabajo y el aumento del entretenimiento en el hogar han seguido representando un impacto ambiental significativo.

Videollamadas y streaming

Teletrabajo, streaming, videollamadas, compras online, juegos, búsquedas en internet y envío de emails generan un impacto ambiental creciente a través del tráfico de datos. Hasta el año 2003, se habían generado 5.000 millones de gigabytes de contenido digital, una cantidad que en 2015 se consumía cada dos días, según el informe de Greenpeace. Sin embargo, en la actualidad, una de las mayores huellas de carbono corresponde a la transferencia de datos, como ver películas en streaming. Esto necesita descargar muchos datos que ocupan una cantidad significativa de gigas transferidos. En 2020 el tráfico debido al streaming ocupó más del 80 % del total, según un informe de Cisco. Cada segundo, casi un millón de minutos de contenido de vídeo había viajado por la red ese año. Además, las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, que cuentan con millones de usuarios en todo el mundo, ya permiten transmitir vídeos en tiempo real. A esto se añaden las plataformas como YouTube, Netflix y HBO, cuyo consumo no ha dejado de aumentar. De hecho, estas aplicaciones son algunas de las mayores fuentes históricas de tráfico en la red.

Al streaming se unen las videollamadas; el 78% de las personas con acceso a internet realizó videollamadas el año pasado a través de aplicaciones como Zoom y Google Meet. Solo una hora de videoconferencia emite entre 150 y 1.000 gramos de dióxido de carbono. Por comparar, cuatro litros de gasolina quemados por un automóvil emiten cerca de nueve gramos.

Si se dejara la cámara apagada durante una videoconferencia, se podría reducir estas huellas en un 96 %.



¿Se puede reducir nuestra huella digital?

Si, pero ¿hasta qué punto la responsabilidad es individual? Por mucho que hagamos nosotros, no va a servir para nada a menos que se haga en masa.
Dejo 5 recomendaciones a seguir para que el cambio comience por nosotros.

  1. Reduce la calidad de las películas que ves en las plataformas de streaming.
  2. Apaga la cámara en las videollamadas siempre que puedas.
  3. Cierra todas las pestañas que no estés utilizando en tu navegador.
  4. Comprime los archivos que envíes por email.
  5. Si visitas una web que ya has consultado, escribe directamente en la barra de direcciones del navegador y no en el motor de búsqueda. Así evitas que tu búsqueda vaya y vuelva a los centros de datos.

Acerca del autor

Jonathan Mena

Coordinador de Desarrollo

Cuenta con 10 años de experiencia en el área de desarrollo de software, se caracteriza por apoyar a las empresas a mejorar el rendimiento de los empleados detectando áreas de oportunidad y creando estrategias para automatizar tareas complejas.

Sigueme para más

Te recomendamos


Lo mas leído

Maximizando tu Cobertura: Consejos Clave para Sacar el Mayor Beneficio de tu Seguro de Gastos Médicos Mayores con Karan
20 de febrero de 2024

En Karan, nos enorgullece ofrecer soluciones integrales en seguros de gastos médicos mayores para brindarte tranquilidad y protección en todo momento. Entendemos que contar con una póliza de este tipo puede ser fundamental para tu bienestar y el de tu familia, por eso queremos compartir contigo algunos consejos clave para sacar el mayor provecho de tu seguro y cómo te acompañamos en la administración de tu programa para que tengas una experiencia sin preocupaciones.

Leer más
Asistencia Vial: Más que un respaldo, una necesidad
15 de febrero de 2024

Cuando se trata de viajar en carretera, nunca se sabe qué obstáculos pueden aparecer en el camino. Desde fallas mecánicas hasta situaciones imprevistas como quedarse sin combustible o perder las llaves del auto, cualquier contratiempo puede arruinar tus planes de viaje y generar estrés y preocupación. Es aquí donde la asistencia vial emerge como un salvavidas indispensable.

Leer más
Cuando la pérdida sorprende: la necesidad crucial de apoyo
8 de febrero 2024

La muerte es una realidad que a menudo preferimos no tocar, pero es una parte inevitable de la vida. Nos recuerda lo efímera que puede ser nuestra existencia y nos enfrenta a situaciones desafiantes, especialmente cuando la pérdida afecta no solo emocionalmente, sino también financieramente.

Leer más